El oficio

Mi primer post quiero que sea para Borja de Big City, quien es posible que jamás lea esto porque no es muy seguidor de blogs ni de redes sociales. 

Borja es el teclista y multi-instrumentista del grupo, y de todos nosotros es la persona que empezó a interesarse más profesionalmente por la parte técnica que rodea a la grabación de una canción, hace ya mucho tiempo. Hasta hace pocos años, lo que más me interesaba a mí era la producción, la composición y la ejecución; pero la grabación, hasta cierto punto, me daba un poco igual. Siempre se la dejábamos a él. 

Con Borja, hombre de pocas palabras pero de mucha energía cuando se trata de grabar, he aprendido muchas cosas. A su manera me ha explicado el porqué de ciertos micros y el cómo de ciertos sonidos. Realmente muy pocas veces nos hemos sentado juntos para hablar de un cacharro en concreto, o de cómo grabar un instrumento en particular, pero le he observado y le he preguntado muchas cosas y siempre ha estado ahí para contestarme. 

Cuando empiezas a grabar - y después también porque jamás dejas de aprender - lees mucho, escuchas mucho y practicas mucho. Cometes fallos y aprendes por qué algunas cosas no suenan bien. La siguiente vez suenan mejor, y la siguiente todavía mejor. Esto es un mundo, y tener a alguien a quien preguntar dudas hace que ese mundo no se te venga encima, te ayuda a relativizar la información que lees en internet y en libros de audio, a ir más rápido y a pisar más fuerte.

Borja, y también Javier Roldón (Vacuum Mastering), Javier Ortiz (Estudio Brazil) y otros, me han ayudado a hacer las cosas cada día mejor. Grabar es realmente un oficio, en el sentido más clásico de la palabra, y tienes que aprender de otros con humildad, observarles y preguntarles. Muchas gracias por estar ahí.